¿Qué es la microgestión?

Algunos de los enlaces en esta publicación son enlaces de afiliados. Esto significa que si haces clic en el enlace y compras el artículo, recibiré una comisión de afiliado sin costo adicional para tí.

La microgestión es un estilo de liderazgo que consiste en controlar y supervisar de forma excesiva el trabajo de los empleados, sin dejarles espacio para la autonomía, la creatividad o la iniciativa. Es un modelo que puede parecer efectivo a corto plazo, pero que genera muchos problemas a largo plazo, tanto para el líder como para el equipo.

En este artículo te explicaremos qué es la microgestión, cuáles son sus causas y consecuencias, y cómo puedes evitarla o superarla si la estás sufriendo en tu negocio.

¿Qué es la microgestión?

La microgestión es un término que proviene del inglés micromanagement y que se refiere a una forma de gestionar equipos de trabajo basada en el control y la corrección de los pequeños detalles. El objetivo de este modelo es mejorar los resultados mediante un seguimiento minucioso de las tareas y los procesos.

Un líder que practica la microgestión se caracteriza por:

  • Estar constantemente encima de sus empleados, revisando lo que hacen y cómo lo hacen.
  • No delegar responsabilidades ni confiar en las capacidades de su equipo.
  • Corregir o cambiar el trabajo de los demás, incluso cuando no hay errores graves o cuando se trata de cuestiones de estilo o preferencia personal.
  • Imponer su criterio y su forma de hacer las cosas, sin tener en cuenta las opiniones o sugerencias de los demás.
  • Ser perfeccionista y exigente, fijándose en los aspectos negativos y no reconociendo los logros o el esfuerzo de su equipo.
  • No dar feedback constructivo ni orientación para el desarrollo profesional de sus empleados.
  • No incentivar la innovación ni la creatividad, sino más bien la conformidad y la obediencia.

La microgestión puede darse en diferentes grados de intensidad y frecuencia, dependiendo del tipo de líder, del contexto y de la cultura organizacional. Sin embargo, en cualquier caso, se trata de un modelo que tiene más desventajas que ventajas, tanto para el líder como para el equipo.

Te puede interesar

Productividad y técnicas de gestión del tiempo

¿Por qué se produce la microgestión?

La microgestión puede tener diferentes causas, pero todas ellas tienen que ver con una falta de confianza, ya sea en uno mismo, en los demás o en el sistema.

Algunas de las causas más comunes son:

  • Miedo al fracaso o a perder el control. El líder puede sentir que si no supervisa todo lo que hace su equipo, algo puede salir mal o no cumplir con las expectativas. Esto puede deberse a una presión externa (de clientes, superiores o competidores) o interna (de autoexigencia o inseguridad).
  • Falta de habilidades de liderazgo o gestión. El líder puede no tener la formación o la experiencia necesarias para dirigir un equipo de forma eficaz y eficiente. Esto puede hacer que se sienta incapaz o incompetente y que compense su falta de confianza con un exceso de control.
  • Falta de visión o estrategia. El líder puede no tener claro cuál es el objetivo o la misión de su equipo, o cómo alinearlo con los objetivos generales de la organización. Esto puede hacer que se centre en los detalles operativos y no en el valor añadido o el impacto de su trabajo.
  • Falta de comunicación o feedback. El líder puede no tener una comunicación fluida y transparente con su equipo, ni establecer unos canales adecuados para dar y recibir feedback. Esto puede hacer que no sepa lo que piensan o sienten sus empleados, ni cómo mejorar su rendimiento o satisfacción.
  • Falta de confianza o respeto. El líder puede no confiar en las capacidades o el compromiso de su equipo, o no respetar su diversidad o su autonomía. Esto puede hacer que no les dé oportunidades para crecer o demostrar su potencial, ni les reconozca su aportación o su mérito.

¿Qué consecuencias tiene la microgestión?

La microgestión tiene consecuencias negativas tanto para el líder como para el equipo, que se traducen en una pérdida de productividad, calidad y satisfacción.

Algunas de las consecuencias más habituales son:

  • Estrés y agotamiento. El líder puede sentirse sobrecargado y desbordado por tener que controlar todo lo que hace su equipo, sin poder dedicar tiempo a otras tareas más importantes o estratégicas. El equipo puede sentirse presionado y frustrado por tener que trabajar bajo la mirada constante y crítica de su líder, sin poder expresar su opinión o creatividad.
  • Desmotivación y desvinculación. El líder puede perder el interés y la ilusión por su trabajo, al no ver los resultados esperados o al no sentirse valorado o reconocido. El equipo puede perder el sentido y la pasión por su trabajo, al no ver el impacto o el propósito de lo que hacen o al no sentirse parte de un proyecto común.
  • Baja autoestima y confianza. El líder puede tener una imagen negativa de sí mismo, al creer que no es capaz de liderar un equipo sin controlarlo todo. El equipo puede tener una imagen negativa de sí mismos, al creer que no son capaces de hacer su trabajo sin la supervisión de su líder.
  • Conflictos y rotación. El líder puede generar un clima laboral tenso y hostil, al provocar resentimiento o rechazo en su equipo. El equipo puede generar un clima laboral negativo y desconfiado, al provocar rivalidad o aislamiento entre sus miembros. Esto puede llevar a que algunos empleados decidan abandonar el equipo o la organización, buscando un ambiente más favorable y saludable.

¿Cómo evitar o superar la microgestión?

La microgestión es un problema que se puede evitar o superar con una serie de medidas que implican tanto al líder como al equipo.

Algunas de las medidas más efectivas son:

  • Desarrollar habilidades de liderazgo y gestión. El líder debe formarse y capacitarse para adquirir las competencias necesarias para dirigir un equipo de forma óptima, tales como la comunicación, la delegación, el feedback, la motivación, la toma de decisiones o la resolución de conflictos.
  • Definir una visión y una estrategia claras. El líder debe establecer unos objetivos concretos y medibles para su equipo, que estén alineados con los objetivos generales de la organización. También debe definir unos indicadores de seguimiento y evaluación, que le permitan medir el progreso y el impacto de su trabajo.
  • Fomentar la comunicación y el feedback. El líder debe comunicarse con su equipo de forma frecuente y transparente, informándoles de las novedades, los cambios o los problemas que puedan afectarles. También debe darles feedback constructivo y regular, reconociendo sus logros y orientándoles para mejorar sus áreas de oportunidad.
  • Confiar y respetar a los empleados. El líder debe delegar responsabilidades y tareas en su equipo, confiando en sus capacidades y competencias. También debe respetar su diversidad y su autonomía, permitiéndoles expresar sus opiniones o sugerencias, y dándoles espacio para la innovación y la creatividad.
  • Incentivar la motivación y el compromiso. El líder debe implicar a su equipo en el proyecto común, haciéndoles partícipes de la visión y la misión del equipo. También debe incentivar su motivación y su compromiso, ofreciéndoles oportunidades para el desarrollo profesional y personal, y creando un clima laboral positivo y colaborativo.

La microgestión es un estilo de liderazgo que puede tener consecuencias negativas tanto para el líder como para el equipo. Por eso, es importante evitarla o superarla con una serie de medidas que fomenten la confianza, la comunicación, el feedback, el respeto y la motivación entre los miembros del equipo.

Más ofertas interesantes

Disfruta ahora de estas ofertas interesantes en Amazon:

  • En este enlace tienes acceso a una prueba gratuita de 30 días de Amazon Prime.
  • Puedes disfrutar de acceso ilimitado a 70 millones de canciones durante 30 días desde este enlace
  • ¿Amante la lectura?, en este enlace tienes una prueba gratuita de 30 días de Kindle Unlimited

Te puede interesar

Desarrollo Personal: Descubre cómo mejorar tu crecimiento personal

El desarrollo personal es un aspecto esencial de nuestras vidas, ya que nos permite crecer y evolucionar de manera continua como individuos. En este artículo, titulado Desarrollo Personal: Descubre cómo mejorar tu crecimiento personal, exploraremos diversos temas y...

Pin It on Pinterest

Share This